La caja no tiene la culpa (y no es tonta). Manual para amantes de la televisión

300 p. il. 24×17 cm.