La “poética de andarse por las ramas”. Descubriendo a Marco Antonio Montes de Oca

 

pchapultepecMarco Antonio Montes de Oca (Ciudad de México, 3 de agosto de 1932 – ibídem, 7 de febrero de 2009) fue un poeta y pintor mexicano, autor de una extensa e influyente obra poética. Desde joven empezó a galopar en la poesía, con la espontaneidad como seña. Bebió del surrealismo, y traspasó casi todo los derroteros de la innovación poética surgidos durante la segunda mitad del siglo pasado (concretismo, letrismo, poesía visual). Pero todo ello siempre en el horizonte de crear un universo o muchos universos mediante una exhuberancia de imágenes, que se mueven en círculos, tangentes y líneas paralelas, para de repente entrecuzarse o simplemente separarse. Esta “poética de andarse por las ramas”, en acertada frase dicha por el autor, entabla un permanente diálogo con la belleza como meta. Este mundo aparentemente hermético, pleno de correspondencias libres, ha supuesto que ni la crítica, ni la academia, ni los propios poetas de su generación y de generaciones posteriores, en México y fuera de su país, se hayan hecho a penas eco de la obra intensa, densa y fulgurante de Montes de Oca: su yo poético atraviesa el reino de las metáforas, hasta ser él mismo pura metáfora del mundo.

A propósito de su obra, Montes de Oca dijo:

Lo que quiero es robar imágenes, almacenar mis tesoros de lágrimas con fuego adentro. Lo que quiero son mis metáforas, mis imágenes, mi infinita persecución y búsqueda de una verdad que afortunadamente ignoro y de la cual sólo conozco lo necesario para seguir buscándola.

Este jueves 10 de Noviembre, La Delicia Surrealista tratará de descubir una poesía de la métafora hecha carne, como bien le gusta al piojo eléctrico.  A partir de las 20:30, en La Delicia de Leer (Juan Agapito y Revilla 10).

pmontesdeoca  10363-lm-mm-01

 

 

 

 

 

 

 

 

UN POEMA EN VEZ DE DORMIR

Otra vez lllamados por las llamas
Nadando en sueños tan anchos como el día
Quienes han entrevisto la belleza
Regresan con cristales viudos
Y se detienen en mitad
Del hoyo de su tumba:
Cuánta precisión
Qué de agua en vilo
Bajo el puente de las cejas
Cuánto río pecho a tierra
Plantíos de estalactitas
Cielos enterrados
Rumores de orillas desmoronadas
Cuando vello y terciopelo
Se erizan de consumo
Y surgen cabezas de alfiler enfosforadas
Puntos de ignición diciéndonos
Con su apaga y prende prende y apaga
Que las estrellas más brillantes
Son las menos irritadas.

(Soy todo lo que miro, 1973)

 

*********

MISTERIO

El amor la libertad la poesía
Tres caras distintas
Y una sola moneda verdadera.

(Se llama como quieras, 1974)

 

*********

Más sobre Marco Antonio Montes de Oca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada

Please type the characters of this captcha image in the input box